Gente Interesante 1516: el atardecer cervecero más lindo de Buenos Aires

1516: el atardecer cervecero más lindo de Buenos Aires

Que el boom de la cerveza artesanal es todo un éxito no es noticia. Ya no se reparten chocolates por las novedades, ahora se entregan pintas de cerveza por doquier. La cerveza no sobra, escasea, es una realidad tan grande que golpea sobre todo en temporada de verano. Sin embargo esta industria artesanal se prepara día a día para mejorar sus procesos, calidades y circuitos. Las cervecerías invadieron la ciudad con múltiples propuestas. Los formatos de bares compactos parecen resultar efectivos, oportunos a un mercado emergente que con mucha simpleza y baja inversión se presentan en pequeños paradores. De todos modos hay una moda que jamás se extinguirá en el rubro gastro. Se trata de la creatividad, de la apuesta fuerte por la calidad y la búsqueda de un servicio acorde, que por cierto jamás debe desaparecer.

En búsqueda de ese chocolate tan preciado, visitamos la cervecería 1516 para entender el concepto de este nuevo lugar. Juan Ignacio Echayre, uno de los creadores de este fenómeno palermitano, nos cuenta sobre la exitosa cervecería que tiene mucho más que cerveza de calidad.

ADB: ¿Cómo empezó el proyecto de 1516?

JIE: Junto con un grupo de personas que trabajábamos en el boliche Mr. Jones de Pinamar. Ahí éramos RRPP y Organizadores de la noche. En 2013 comenzamos con la idea de buscar algo de día y así surgió el plan de una cervecería, aunque no cualquier cervecería. Apuntamos a Cariló, dimos con un lugar clave en el Paseo Felicitas en medio del bosque y así empezó todo. En 2014 trabajamos sin parar y un año más tarde comenzamos a pensar en llevar la idea a Buenos Aires.

ADB: ¿Cómo llegaron a Palermo?

JIE: Buscamos por todos lados, Palermo no era la única opción. La locación era muy importante para nosotros ya que apuntamos a un local en contacto con la naturaleza para disfrutar al aire libre y así seguir en la misma línea que la sede en Cariló. Acá encontramos un espacio hermoso de 900m2 de los cuales 250m2 son al descubierto, con un Palo Borracho de más de 100 años y un Níspero, al cual le sumamos verde. Ahora es el jardín cervecero más grande de Buenos Aires y con una vuelta de tuerca que le vamos a dar lo vamos a hacer más lindo todavía.

ADB: ¿Qué planes tienen en mente?

JIE: Vamos a mejorar el paisajismo con más verde, estamos viendo variables. Además ya estamos pensando en el invierno, vamos acustizar el patio, calefaccionarlo y hacer una obra importante de techo corredizo con paneles.

ADB: En un presente de poco servicio en los bares, por qué apuntaron al modelo clásico?

JIE: Apostamos siempre al servicio de mesa por una cuestión de identidad. Venimos de ser RRPP, nos gusta recibir a la gente, atenderla, mimarla, contagiarle buena onda. Eso mismo le transmitimos a todo el equipo de trabajo para que el cliente lo perciba. Apostamos a la hospitalidad en los bares, como clientes y como dueños. No es lo mismo un bar self-service que la atención al salón o en la barra. En 1516 lo hacemos así aunque nos resulte más caro operativamente. Contamos con más de 20 empleados entre todas las funciones del bar y el resultado está a la vista. Es fundamental ser buen anfitrión.

ADB: ¿Cómo imaginaron los comienzos de 1516?

JIE: Estuvimos 10 meses y medio en obra. Los primeros días sabíamos qué íbamos a montar pero no conocíamos tanto la zona. No es la mejor ubicación de Palermo, no caminaba nadie hasta acá, llegaban hasta “La Cabrera” como mucho. Tuvimos nuestras dudas, miedos. Por eso antes de inaugurar buscamos una agencia de comunicación para mover el lugar. La apertura fue un éxito total, el primer finde también y la semana siguiente se mantuvo con mucha gente. Los lunes teníamos pensado tenerlo cerrado para descansar pensando que la gente prácticamente no salía, sin embargo lo probamos y la gran aceptación hizo que lo incluyéramos en la grilla. Hoy estamos los 7 días a full, pudiendo recibir diariamente a 300 personas sentadas y hasta 900 en rotación.

ADB: ¿Qué propone 1516 de diferente?

JIE: Además de este gran ambiente somos una muy buena cervecería. Tenemos 12 variedades y 10 canillas que se repiten en una barra espejo.  Contamos con 9 estilos fijos y marcas de primera calidad como Cheverry, Antares, Ogham, Berlina, además de sumar Jarva y Finn recientemente. No ofrecemos 30-40 canillas, tenemos siempre 12 y todas son impecables. También estamos ampliando la cámara de frío, lo que permitirá la posibilidad de sumar algunas nuevas canillas.

ADB: ¿En cocina cómo la llevan?

JIE: Quisimos hacer algo diferente y ofrecer un amplio abanico de sabores, por eso propusimos de movida burgers caseras con cortes de carne vacuna, pollo y cerdo con muchas alternativas de acompañamiento. De todas formas vamos a modificar la carta y achicar las cantidades de opciones para optimizar el producto. Las hamburguesas de acá son buenas y estamos retocando la receta para hacerla aún mejor. También tenemos variedad en pizzas, una de langostinos como rareza, los clásicos snacks de papas y rabas, empanadas de cordero que son las más solicitadas y platos principales para compartir.

ADB: ¿Qué le falta al bar?

JIE: Vamos recién 4 meses. Seguramente debemos mejorar algunos detalles, siempre se puede mejorar. Recibimos muchas personas por día, inevitablemente hay errores. Tratamos de que no sucedan o tener un margen bajo de error, es un local muy grande. El primer mes nos comimos una paliza terrible, no contábamos con el personal ideal, colapsamos en cocina. Una vez tardamos 45’ en entregar una hamburguesa… un espanto. De esos palos aprendemos, todos los bares tuvieron su prueba de stress y después se encarrilan. El inicio superó las expectativas. Para eso trabajamos todos los días, para ofrecer una propuesta auténtica en el jardín cervecero más grande de Buenos Aires.

 

1516 Cervecería Multibrand: Cabrera 5225, Palermo Soho.

L. Kronen

CONTACTO Y RESERVAS ESPECIALES

NEWSLETTER

Más Gente Interesante

Free WordPress Themes, Free Android Games