Destacados Una noche en Mundo Lingo

Una noche en Mundo Lingo

Si hay algún ciclo en los bares porteños que llame la atención por su originalidad, lleve a cabo una actividad socio-cultural atractiva y sea todo un éxito, ese ciclo es Mundo Lingo. Cientos de personas enredados entre extranjeros y argentinos concurren semanalmente al único ciclo que tiene por interés la interacción entre desconocidos a través del lenguaje. En julio cumplirá 3 años de vida y durante todo este tiempo recibió miles de personas que intentan comunicarse, interactuar con personas de todas partes de mundo, practicar algún idioma y divertirse entre un nuevo núcleo formador de amigos. Mundo Lingo se realiza 3 veces por semana: martes en The Temple Bar en Retiro, miércoles en Soria y viernes en La Princesa, ambos en Palermo Soho, arrancando siempre desde las 21hs. Como brillante iniciativa, el ciclo propone alejarse un poco de la virtualidad de las actuales redes sociales e incentivar el contacto cara a cara, charlar y practicar esos idiomas que no te animás o dejaste de hablar porque no estás de viaje. Vale destacar que no se cobra entrada y que el evento le abre las puertas a todo el mundo que desea participar con buena predisposición, teniendo en cuenta unos simples códigos de “convivencia”. La puesta en escena es sencilla y muy práctica: al llegar al bar encontrarás una mesa de bienvenida en donde debes decir los idiomas que tienes como dominio o que desees practicar. ¿Cómo se identifica eso? M.L. te pega unas calcos con las banderas que identifican tu país de origen o los idiomas que hablas. Un tip que debes saber: la bandera que esté ubicada más arriba indica tu lengua nativa y en orden descendiente los otros idiomas que manejas. Sorprendentemente hay más de 120 banderas para elegir y tener en cuenta, esto se debe a que mucha gente se fue acercando al ciclo solicitando la del país de origen y no la de la lengua madre. De forma regular y en su mayoría podrás ver gente con la bandera argentina, inglesa, alemana, francesa, italiana, portuguesa entre muchas más de origen y de forma asombrosa otros tantos con la australiana, estadounidense, uruguaya, mexicana, brasilera, etc quienes pretenden especificar el país de nacimiento. No desafíes a la suerte buscando banderas irreconocibles porque de seguro las hay dando vuelta. Por lo general, la gente se suma a un grupo, se presenta, comienzan un diálogo y todo es ameno y relajante en un clima típico de bar aunque la música de fondo acompaña por lo bajo y no tapa los diálogos. M. L. no prohíbe ni se mete en ningún tipo de conversación, aunque sugiere evitar temas delicados como la política o religión, entendiendo que no son tópicos habituales para comenzar una charla agradable. Si estás por acercarte y experimentar este ciclo, no lo hagas en plan de galán o levante ya que no está bien visto por los organizadores y tampoco es avalado por quienes concurren habitualmente. Si bien hay parejas formadas en el ciclo, novios recientes y situaciones que pueden continuar en la noche, M.L. no promueve un after office de moda sino más bien un espacio multilingüístico para la interacción y el contacto grupal. De hecho hay grupos que asisten permanentemente y se identifican por haber formado uno de pertenencia, como los del “mate” por ejemplo. Si te encontrás perdido, no dudes en acudir a los “embajadores” quienes representan en cierta forma a los idiomas madre y te pueden orientar e integran rápidamente. Como punto interesante, hasta las 23hs podrás aprovechar los descuentos especiales y el happy hour extendido entre cervezas y tragos.

Una idea estupenda que reúne a mucha gente con ganas de pasarla bien, conocer historias que dieron vueltas al mundo y por sobre todo para practicar idiomas de una manera muy sociable, lejos de las aulas, los libros y los exámenes.

 

L. Kronen

CONTACTO Y RESERVAS ESPECIALES

NEWSLETTER

Otros Destacados

Free WordPress Themes, Free Android Games