Destacados Vico: un wine bar con modalidad de feria

Vico: un wine bar con modalidad de feria

Con una planificación que ronda el año entre el armado de la idea comercial, la ejecución y la puesta a punto, la gente de Coyanco lanzó una brillante idea llamada Vico. Este sorpresivo wine bar abrió hace unos días y se encuentra ubicado en Villa Crespo, a pocos metros del límite fronterizo con Palermo Soho y sobre una parte de la calle Gurruchaga (entre Lerma y Jufré) donde el tránsito de colectivos, autos y bocinas no se animan a interrumpir esta zona hasta ahora pacífica.

Si bien Vico comenzó como un juego de palabras, resultó ser el nombre que engloba perfectamente el concepto madre del bar, simplificando la explicación de “Vino por Copa.  Apuntado a todo público, Vico se propone como un lugar agradable, moderno, amistoso e ideal dirigido al amante del vino como para quien desee dar sus primeros pasos. Un conocedor del mundo del vino podrá disfrutar unas 140 etiquetas con amplia gama en calidad, mientras quien experimente los escarpines le resultará atractivo explorar y dejarse llevar por este elixir.

Vico no es un wine bar como cualquier otro, este lugar presenta ideas modernas, frescas y creativas. La particularidad en Vico se destaca por carecer de carta de vinos, obligando al visitante a sentirse como en una feria, interactuando permanentemente, recorriendo el lugar, solicitando asesoramiento, resultando una experiencia más que agradable. Las casi 140 etiquetas se encuentran repartidas y exhibidas en 18 dispensers bajo la tecnología de la marca italiana Wine Emotion, la cual permite mantener la refrigeración y calidad de producto, dosificar las cantidades a servir, control de limpieza automatizada y un soft inteligente con lector de tarjeta.

Modo sorpresa: “Cada vino se puede conservar perfectamente unos 25 días en las máquinas y el consumidor puede optar por servirse en cantidad a modo degustación, media copa o copa entera. Estas 3 alternativas juegan con el formato feria que le damos en Vico, podés experimentar y elegir el llenado de copa a gusto personal” comenta Pablo Colina, reconocido sommelier del ambiente. “Tenemos vinos de todo el país, contamos con una 1ra selección de todas las regiones y la idea es rotarlas permanentemente, dando el mismo espacio a reconocidas bodegas como a pequeñas y ofrecerlas en precios totalmente accesibles. Tenemos vinos entre $250 y $3000 la botella (precio de mercado) en donde la fracción la sugerimos para que el cliente pueda disponer de ellos. Por ejemplo, Tito de Bodega Zuccardi es un vino de $600 (precio de mercado) y acá se puede beber $150 la copa entera, $85 en media copa y $50 el sampler”, agrega Pablo redondeando la idea y accesibilidad para incursionar en el mundo del vino.

Carta Caminante: Vico propone un estilo canchero, dinámico y te obliga a ejercitar. En 1ra instancia el lugar carece de carta de vinos, por lo tanto obliga a que te pares e investigues las alternativas en los dispensers. Preguntar y dejarse llevar por la asesoría de los profesionales que atienden (casi todos con conocimiento en el mundo del vino, sommeliers o estudiantes) es una de las pautas y recorrer a pie el salón a modo de tour es más que una sugerencia.

Modernidad en modalidad de consumo: la gastronomía no debe tenerle miedo a la tecnología y este lugar de movida abraza este concepto. Aquí se plantea la idea self-service bajo una tarjeta personalizada que podés conservar y llevarte a casa (sin costo alguno) o bien usarla solo por la noche. La tarjeta se presenta con 2 funciones aplicables, una como tarjeta con pre-carga en donde se sabe de antemano cuánto dinero disponible deseo gastar con auto control, o bien en la modalidad de tarjeta con crédito abierto para degustar libremente las veces que uno desee e incluso agregar lo consumido en tragos de barra o platos de cocina.

Para quienes buscan una alternativa fuera del vino, el bartender Emanuel Dobryden ejecutó una carta de 23 cocktails segmentadas en 4 secciones (Aperitivos, Tonics & Fizz, Vintage Reversionados y De La Casa). Los precios en carta también se mantienen accesibles con rango entre $150-$200 cada uno, teniendo en cuenta que la selección de bebidas es de Premium para arriba. En cocina también hay ideas. El lugar se propone como un pequeño restó de buen diseño donde los platos son raciones con variedad en tapas, quesos y fiambres de calidad para acompañar un buen casamiento con los vinos y platos principales (cordero, pulpo, trucha entre otros productos seleccionados) con la opción de solicitarlos en su tamaño real o en medias porciones.

En esta 1ra etapa, podrás encontrar las siguiente variedad de bodegas: Esteco, Riglos, Lagarde, Sottano, Ruca Malen, Ambrosia, Catena Zapata, Calamaco, Finca Suárez, Vinos de Potrero, Pyros, Flaneur, Krontiras, Navarro Correas, Doña Paula, Vicentín, Demauyen, Siesta, Cladus, Flecha de los Andes, Melipal, Lamadrid, Mosquita Muerta, Flia Durigutti y Tempus Alba. Entre las opciones internacionales están Sanit Claire Wines, Montebaco, Red TRee Wines, Bodega Garzón, Rapitala, Zombory, Chateau Suau, Louis Marx, entre otras. 

Vico es un buen ejemplo de creatividad, de encontrar un nicho de mercado y de apostar en una versión moderna donde el cliente cada vez se siente más a gusto, lejos de estar sentado en una mesa.

 

Vico: Gurruchaga 1149, Villa Crespo. Horarios: martes a sábado de 18hs a 1,30am.

 

L.Kronen   

CONTACTO Y RESERVAS ESPECIALES

NEWSLETTER

Otros Destacados

Free WordPress Themes, Free Android Games